Política

Los Poderes Fácticos en México: Los Actores Invisibles que Moldean el Rumbo del País.

Es importante reconocer que México no está aislado en este juego político global.

Por: La Palabra Política.

CDMX, 9 de febrero del 2024.

En la compleja trama política de México, existen actores que operan desde las sombras, ejerciendo un poder sutil pero influyente que permea todos los rincones del país. Estos son los poderes fácticos, grupos que, aunque no se exhiben abiertamente en las esferas públicas, trabajan de manera coordinada con los partidos políticos y los actores visibles para asegurar que los intereses acordados se mantengan en la dirección deseada.

En el año 2024, estos poderes fácticos cobran una relevancia sin precedentes, pues serán determinantes en la continuidad del proyecto de nación impulsado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, o en un eventual cambio de rumbo hacia ideologías de derecha que han gobernado el país históricamente.

Los integrantes de estos grupos invisibles son variados y diversos, incluyendo desde sectores religiosos hasta empresarios nacionales y extranjeros, pasando por asociaciones civiles y entidades financieras que operan al margen de las leyes mexicanas. Además, también se cuentan gobiernos extranjeros con intereses económicos e ideológicos en México, ya sea en línea con el comunismo o el capitalismo global.

Es importante reconocer que México no está aislado en este juego político global, sino que forma parte de una plataforma mundial donde múltiples intereses convergen y se entrelazan. La autodenominada autonomía del país se ve matizada por esta compleja red de influencias externas e internas que definen su rumbo político y económico.

Desde hace décadas, estos poderes fácticos han sido una constante en el sistema político mexicano, mucho antes de que López Obrador emergiera como figura prominente. Su capacidad de influencia en los procesos electorales, así como en las decisiones políticas y sociales, es innegable y profunda.

En las elecciones de 2024, estos grupos de facto jugarán un papel crucial, aunque muchos sectores de la sociedad mexicana puedan pasar desapercibidos su impacto. La elección entre una orientación más cercana al socialismo respaldado por países como Venezuela, Cuba, Rusia o China, o una alineación con el capitalismo representado por Estados Unidos, Francia o Canadá, estará influenciada por estos poderes que operan en las sombras.

Es fundamental que la sociedad mexicana tome conciencia de la presencia y la influencia de estos poderes fácticos, pues solo así podrá entender los entresijos de la política nacional y buscar una mayor transparencia y democracia en su sistema político. La opacidad con la que operan estos actores invisibles representa un desafío para la consolidación de una verdadera democracia en México.

Acerca del autor

La Palabra Política

Escribir un comentario