Opinión

Las cifras ocultas

Por
La Palabra Política
en
mayo 11, 2020

Si se ignora la causa de defunción, no se guardan las medidas precautorias correspondientes

Georgina Trujillo / Heraldo de México / Columna Invitada

Era cuestión de tiempo. Ante las contradicciones constantes, las explicaciones confusas y las admisiones tácitas sobre las fallas que ha tenido el gobierno federal en el manejo de la pandemia, tarde o temprano los cuestionamientos (o las víctimas del virus) iban a terminar exponiendo la realidad.

Si resulta grave lo que publicaron tres de los diarios más respetables a nivel mundial, sobre las cifras de contagios y decesos por COVID19 que el Estado mexicano pretende ocultar; más grave aún es la respuesta de Hugo LópezGatell: admitió que hay un desfase en los datos a causa de los controles burocráticos para verificar (o rasurar) las cifras oficiales. Algo que venía señalando el mismo gobernador morenista de Baja California desde antes de que se declarara la Fase 2 de la pandemia. A pesar de que la OMS recomienda a los países hacer la mayor cantidad de pruebas posibles, es escandalosa la cantidad tan baja de éstas que se hacen en México aún hoy, tanto en contagiados como en personas fallecidas. LópezGatell mencionó que “no siempre se puede saber”que alguien ha fallecido por COVID-19, porque no en todos los casos se realizan pruebas post-mortem. ¿No se supone que ése es el trabajo de la Secretaría de Salud, garantizar que éstas se realicen para no dejar lugar a estimaciones, sino a un conocimiento certero?

El subsecretario también dijo que este conocimiento de defunciones “no es necesario”. ¿Cómo pueden garantizar a las funerarias y familiares de los fallecidos, que el manejo de los cuerpos infectados no los expone a nuevos contagios? Si se ignora la causa de defunción, muchas veces no se guardan las medidas precautorias correspondientes.

Escucha aquí nuestro podcast sobre coronavirus

Es tristísimo que López-Gatell, funcionario calificado y con trayectoria en administraciones pasadas, recurra al ardid del “golpismo”, las “culpas ajenas” y los “intereses económicos” de la vieja guardia neoliberal (de la que él formó parte).

¿Con qué autoridad moral puede recurrir a ese argumento?, después de los negocios de la familia Bartlett en este gobierno, las alianzas bancarias con Salinas Pliego o la opacidad en la que se han realizado todas las compras del IMSSISSSTEInsabi y Ssa en esta crisis. No son pocos los que se han beneficiado del río revuelto en este gobierno.

Cada vez se evidencia más la improvisación torpe del Ejecutivo federal, que tiene a los estados poniendo medidas de aislamiento como Dios les da a entender. Aún en los gobiernos afines al régimen, a quienes resulta cada vez más difícil seguir encubriendo estas contradicciones. Tal es el caso de la CDMX, cuyas listas de defunciones son 59 por ciento superiores a las reportadas oficialmente. Hay formas de ocultar la ineptitud y la incapacidad, pero los muertos siempre hablan. Lo hicieron en sexenios anteriores, y lo harán en este gobierno.

POR GINA 
COLABORADORA
@GINATRUJILLOZ

TAGS
Artículos relacionados

Escribir un comentario

JOSÉ RODRIGUEZ JIMÉNEZ
DIRECTOR GENERAL
TABASCO, MÉXICO

La producción moderna de noticias está llena hasta los topes con comunicados de prensa reimpresos, material publicitario, tonterías publicitarias y churnalism. El Periódico lento es un antídoto para esto: cobertura de noticias inteligente, comisariada y no partidista diseñada para inspirar e informar. Nosotros vivimos de contar esas historias.

Siguenos en Twitter