Opinión

La Hora del Renacimiento del Edén

Por
La Palabra Política
en
mayo 13, 2020

Miguel Ángel Valdivia de Dios.

13 de mayo de 2020.

Quizá en nuestro interior tengamos más preguntas que respuestas sobre cómo será el mañana después del Coronavirus; para muchos, será un empezar de nuevo después de haber perdido negocios, empleos,familiares y amigos, para otros la perspectiva habrá cambiado.

Las imágenes que compartimos a través de las redes sociales de Villahermosa y de la Ciudad de México, de sus calles, avenidas, parques, sitios emblemáticos y plazas públicas vacías por las medidas restrictivas, sin la presencia del ser humano, nos están pintando un panorama de cuan distinta será a partir de ahora nuestra movilidad, costumbres y prácticas sociales porque este bicho estará con nosotros por un largo rato.

Sin ir más lejos, el pasado Día de las Madres la pandemia nos orilló a festejos y reuniones familiares virtuales a través de las plataformas digitales como nunca antes, como ya lo venimos haciendo con las transmisiónes de misas y rezos de diversas religiones, sesiones de trabajo de gobierno y de negocios, conferencias especializadas, activismo de grupos sociales y encuentros de colectivos para el diálogo académico, político y empresarial.

Esta compleja realidad nos está llevando a construir un nuevo orden, pensando en cómo será nuestro estado conviviendo con esta pandemia por un muy largo tiempo, porque este microorganismo ya alteró todo lo que construimos en cientos de años.

Sí, regresaremos pero a una “nueva normalidad”, la que conocíamos se ha quedado atrás; nuestra vida cotidiana, relaciones, modelos de negocios y equilibrios políticos, habremos de despedirnos de ellos tal como los conocíamos, después de este virus el mundo será otro.

Un nuevo mundo, pareciera que sí. Sí, un mundo de lo desconocido. Un nuevo mundo marcado por el Coronavirus, que probablemente funcionará como un acelerador de los cambios que hemos esperado por muchos años, que no lograron la innovación ni la globalización. Un mundo en que se destruirá lo que ya no funcionará, a través de un proceso creador que debe de llevar beneficios a toda la sociedad.

¿Cómo será este mundo después de esta pandemia?, o no sé si hemos pensado cómo sería el regreso a la “nueva normalidad”. No, no lo sabemos, todavía es muy prematuro ser concluyente, pero sí será diferente, no se parecerá a la situación que teníamos antes pero abrirá nuevas alternativas a nuestras vidas.

¿ Cuándo regresaremos a la normalidad?, creo que no será pronto y tampoco sabemos todavía cómo será nuestra vida después de estos sucesos.

Lo que sí, habrá mucho por hacer creativamente tras la destrucción de nuestra planta productiva y el tejido social, que habrá causado un daño enorme en nuestra salud, patrimonios, familias, vínculos sociales y comerciales e impactado sensiblemente a gobiernos y organizaciones sociales.

Más bien lo que necesitamos es una sociedad con espíritu de misionero dedicada a encontrar respuestas a la gran incertidumbre que estamos viviendo, por causa de un virus que no tiene
explicaciones por ahora, y que nubla la vista para ver el día después de nuestra cotidianidad.

No todo está perdido, por el contrario, después de estas grandes epidemias surge vida nueva como la “Era del Renacimiento” después de la Peste Negra en el siglo XIV; por eso este es un gran momento para imaginar, hurgar el futuro y de elevar nuestras aspiraciones, para construir los fundamentos de un horizonte más prometedor que movilice a nuestra sociedad hacia una nueva era.

Por lo pronto, estamos en los umbrales de un nuevo mundo, por una pandemia que llegó cuando menos la esperábamos y que nos está dejando a una sociedad muy lastimada que necesita renacer.

TAGS
Artículos relacionados

Escribir un comentario

JOSÉ RODRIGUEZ JIMÉNEZ
DIRECTOR GENERAL
TABASCO, MÉXICO

La producción moderna de noticias está llena hasta los topes con comunicados de prensa reimpresos, material publicitario, tonterías publicitarias y churnalism. El Periódico lento es un antídoto para esto: cobertura de noticias inteligente, comisariada y no partidista diseñada para inspirar e informar. Nosotros vivimos de contar esas historias.

Siguenos en Twitter